13 septiembre 2005

Melvin Redondo

BREVERIAS

El Sr. Redondo se equivoca o pretende engañar a la gente (ambas cosas son malas para un funcionario público pues significan o que es incompetente o que no tiene ética) cuando dice que en enero se verán resultados positivos del CAFTA. ¿Cómo se van a ver, aun en el caso de que existiesen, si en enero es cuando entra en vigor?.
Melvin, Melvin,... andas mal chico.

Si no fuera porque tu lo has negociado te recomendaría leer el documento de este enlace
www.citizen.org/documents/TLCEUCAanalisis.pdf

Sin embargo, todos los que reciban este correo pueden hacerlo y enterarse un poco más de las bondades del tratado que habéis firmado en su nombre.
En la entrevista has dicho, no obstante, grandes verdades como por ejemplo que el sector textil (maquila fundamentalmente) no se verá afectado.
¿Y como habría de verse afectado si el TLC se ha negociado a su medida?. Sin embargo, vamos a ver que sucede con la agricultura y la pequeña industria.
Otra gran verdad es que en Honduras el 80% de las empresas se dedican al comercio (economía especulativa versus economía productiva) y por eso le va como le va al país.
Sin producción no se crea riqueza y el TLC va a venir a desincentivar la producción (salvo la maquila, que por supuesto no puede absorber toda la mano de obra desocupada, y que tampoco tiene muy claro su futuro ante la competencia) pues por un lado es más sencillo comercializar (especular) que montar una fábrica para producir y por otra para producir hace falta gente preparada y capital accesible y en Honduras desgraciadamente no hay ni una cosa ni la otra.
¿Que en los EEUU no existe una producción en escala masiva?, pero Melvin en qué mundo vives o a quien quieres engañar.



Dice negociador
En enero detractores y escépticos verán resultados positivos del Cafta
El Tratado no es una amenaza a la pequeña y mediana empresa
SAN PEDRO SULA Melvin Redondo, negociador del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, considera que el temor que acecha a ciertos sectores productivos desaparecerá después del primero de enero de 2006.
A partir de esa fecha, el acuerdo comercial comenzará a cobrar vigor con el inicio del proceso de desgravación de los productos incluidos en el CAFTA-RD (como es conocido en inglés) y es hasta entonces, cuando los detractores y escépticos comenzarán a ver los resultados positivos, según Redondo.
Ni la agricultura, ni la pequeña industria, mucho menos el sector textil, resultarán afectados con el Tratado de Libre Comercio, dijo.
Tiempo: ¿Cuándo comienza el proceso de desgravación?
Melvin Redondo: Comenzará cuando el tratado entre en vigencia. Informalmente esto podría estarse dando el primero de enero del próximo año. Digo informalmente porque en este momento vamos a comenzar pláticas bilaterales a efecto de poder estar listos en la implementación del tratado, me refiero a definir los instrumentos internos de administración del Tratado.
Tiempo: ¿Cuáles son los productos que comenzarán sin aranceles?
Melvin Redondo: Todos los productos que sin tratado han gozado de libre comercio. Hay otros que tomarán un buen tiempo, como el pollo que tardará veinte años; el maíz, quince; el arroz, dieciocho; la carne de cerdo, dieciocho. Los aceites, doce. Las harinas, diez.
Tiempo: ¿Existen productos que podrían acabar con la pequeña empresa, como aseguran algunos sectores?
Melvin Redondo: En Estados Unidos no existe una producción en escala masiva que pueda venir a desplazar a la pequeña y mediana industria. ¿Qué hace la pequeña y mediana industria en Honduras? Básicamente el ochenta por ciento se dedica al comercio y el Tratado más bien le abre el comercio. Este segmento solamente comercializa productos que vienen de China, no de Estados Unidos. Un porcentaje pequeño la conforman zapaterías, pero Estados Unidos no fabrica zapatos; algunos son cocidos en ese país, pero no entran dentro del TLC porque son de materia prima procedente de otro país. Los pequeños talleres de costura tampoco se verán amenazados, aún con importaciones de ropa usada.
Tiempo: ¿Existen dentro del tratado restricciones para la ropa de segunda?
Melvin Redondo: El caso de la ropa usada ha sido un caso que hemos manejado abiertamente. Este tema tiene sus vericuetos y dentro del Tratado existe una serie de restricciones para controlar las importaciones. El Tratado de Libre Comercio se trata de productos nuevos y no de usados.
Tiempo: En caso de que una industria se sienta afectada, ¿qué debe hacer?
Melvin Redondo: Dentro del tratado hemos establecido reglas de salvaguardia que Honduras o los otros países podrían utilizar si una determinada industria resulta afectada por la importación masiva de cierto producto.
Tiempo: ¿Es probable que con un Tratado de Libre Comercio lleguen más restaurantes de comida rápida y en consecuencia afecten a los nacionales?
Melvin Redondo: Sin Tratado de Libre Comercio las cadenas de comida rápidas vienen porque han visto que hay un buen ambiente para invertir. El Tratado lo único que hace es retomar el marco legal vigente, pero no va más allá para darle un trato preferencial a esas empresas. El consumidor es quien, al final, elige qué es lo que va comer.
Tiempo: ¿Cuál es el futuro que le depara a la industria avícola?
Melvin Redondo: Con el Tratado podemos decir con satisfacción que quedó protegida por dos circunstancias: tiene calendarios de desgravación de aranceles de largo plazo, de veinte años. También, dentro del Tratado establecimos que las importaciones de otros países serán gravadas con un arancel de 164 por ciento, cuando en este momento es de 54 por ciento.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home