16 marzo 2006

Un cambio en las reglas del juego

"Yo como embajador de otro país tengo como función, número uno, de representar los intereses de los ciudadanos de Estados Unidos y mi tarea es tratar de evaluar que significa la acción del lunes en términos de respeto para las reglas del juego para las futuras inversiones extranjeras" Charles Ford, Embajador de EUA en Honduras.
Así es, las reglas del juego, en cuanto a la importación de combustibles a Honduras, van a cambiar en corto plazo, según ordenes del presidente de Honduras, Manuel Zelaya. Con este cambio de reglas, se pretende desbaratar el oligopolio extranjero que mantiene un control estratégico en la importación de combustibles fósiles en Honduras y las empresas directamente afectadas por esta decisión, son en su mayoría norteamericanas, por ello el embajador Ford sale en defensa del capital gringo al afirmar que: "tenemos que evaluar estas determinaciones y estamos en la idea de averiguar si esta es la mejor manera de tratar a los inversionistas que ya llevan 80 años en un país con ciertas inversiones y bajo ciertas reglas del juego. Sólo queremos saber cómo es esto de la creación de un monopolio de compras dentro de un mercado libre".
Mas claro no canta un gallo. Son 80 años, en los cuales un oligopolio, en un mercado pequeño, hace y deshace con la economía de un país del tercer mundo, mientras en su país (USA) son prohibidos los monopolios y oligopolios, sino pregúntenle al sr. Bill Gates.
Pero como estamos en la Banana Republic original, podemos hacer lo que se nos antoja. Si bien lo afirmaba H. V. Rolston en su fatídica carta: "Debemos producir desgarramiento en la incipiente economía de este país para aumentar sus dificultades, y se faciliten nuestros propósitos. Debemos prolongar su vida trágica, tormentosa y revolucionaria; el viento sólo debe soplar a nuestras velas, a sus aguas humedecer no más que nuestras quillas".
En cuanto al monopolio de compras en un mercado, se le conoce como monopsonio y es cuando en un mercado existe un sólo comprador, que en el caso del cambio en las reglas del juego, será el Estado de Honduras.
Esto le permitirá al Estado obtener mejores precios del producto, pero también deberá impedir a toda costa el desabastecimiento, para ello deberá regular para que los productores y la cadena de abastecimiento, cumplan con las leyes hondureñas, para evitar así las amenazas de alguno que otro productor de no abastecer al mercado hondureño si se llevan a cabo los cambios en las reglas del juego.
Aplaudimos la decisión del presidente Zelaya, que aunque va en contra del libre comercio de bienes, en estos momentos es lo mejor para el país.

Wilfredo C. Flores

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home