13 agosto 2007

Presidente Lula Da Silva

En su discurso de presentación a su arribo a nuestro país, el Presidente Luiz Inacio Lula da Silva, dio muestras de ser un hombre sencillo, bien intencionado, pero sobre todo de tener bien puestos los pies sobre la tierra. Por su veteranía en la política de su país: la República Federativa do Brasil, después de largas luchas por alcanzar el solio presidencial, dio muestras de saber gobernar; a pesar de su preparación, supo rodearse de profesionales capacitados en sus respectivas áreas, lo que le ha valido salir adelante en su gestión gubernativa, porque también ha sabido tomar las mejores decisiones en base a los consejos de sus allegados, tan es así que el pueblo brasileño lo reeligió por un mandato más.

Eso demuestra que dados los altibajos de la política brasileña en sus diversos órdenes, en un país de más de 200 millones de habitantes y haber dirigido previamente a un sindicato con una membresía fuerte de afiliados, tuvo la suficiente capacidad moral para brindarle orientación política al presidente de los liberales de nuestro país, en el sentido de que no debe “tocarle las barbas al macho” o que es lo mismo “no hurgar al burro con vara corta” en relación con los intereses hacia el gobierno del Tío Sam.

Los efectos ya los estamos viendo, más temprano que tarde, con la ola incrementada de hondureños deportados del territorio estadounidense. Bien se lo anunció el Dr. Enrique Ortez Colindres, pero como no le hace caso a nadie, más bien les dice que tienen telarañas mentales.

El presidente de los liberales, en una nación de 7.5 millones de habitantes no ha cumplido ninguna de sus promesas de campaña y poscampaña. Bueno si él mismo dice que “no sabe si está patas abajo o patas arriba”, qué podemos esperar de este “desgobierno”. A la única que le ha cumplido es la presidenta de su partido, la “niña bonita de los sindicalistas”.

Con los dirigentes magisteriales no ha demostrado liderazgo, ellos quieren hacer lo que se les venga en gana, con solo el hecho de querer dirigir la auditoría de puestos, a fin de constatar quiénes son los maestros que verdaderamente trabajan o quiénes son los que ni los conocen en las localidades en donde fueron nombrados. Pero quieren defender a los “maestros” corruptos, faltantes y haraganes.

De la seguridad, mejor ni hablemos, porque siguen los asesinatos a la orden del día, en la PC siguen apareciendo los “colgados”, ahora proliferan los asesinatos de abogados y jueces, de los secuestros ni digamos. Sencillamente en este “desgobierno” liberal no hay por donde pasar, a excepción de la gestión del Gerente de la Portuaria, quien sí tuvo la valentía de desenmascarar a los dirigentes sindicales incrustados en esa entidad gubernamental, al señalarlos que “devengan horas extras” más que el salario normal. Pobrecitos no duermen por estar “trabajando”.

Eso sí, el presidente de los cheles ha demostrado ser un buen jinete y tener muy buenos caballos. Alguien comentó que ya tiene una larga lista de ferias pueblerinas, para que engalane sus jineteadas ¿Cuánto le habrá costado al pueblo hondureño la “parada” en Nicaragua, contando el traslado de los animales, comida, cuidadores, guaruras y el séquito? Por cierto que Ortega no participó para no opacarlo. Tienen la palabra los honorables miembros del Tribunal Superior de Cuentas.

EFRAÍN AGUILAR ZELAYA
eaguilarz2003@yahoo.com.mx

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home