20 junio 2007

HONDURAS, HOY


Gautama Fonseca

Niños enfermos, analfabetos y con pies descalzos.

Madres hambrientas, ultrajadas y deshechas por las necesidades.

Hombres sin trabajo, sin ingresos, sin esperanzas, explotados hasta la médula por unos pocos “empresarios” o huyendo hacia tierras extrañas porque en su patria todo es ajeno.

Mientras tanto, la Secretaría de Turismo haciendo cuanto es posible para que nuestras islas se vendan al mejor postor extranjero y para que nuestras costas se conviertan en paraísos terrenales a fin de que gentes de piel blanca y pelo rubio le aumenten delicias a sus vidas. Simultáneamente, el Congreso Nacional y la Corte Suprema de Justicia pasan los días haciendo interpretaciones absurdas para que nuestras leyes digan lo contrario de lo que dicen y para que los “inversionistas” nos despojen a los hondureños hasta de la dignidad.

Nuestros “líderes políticos”, por su lado, antes que hacer lo que deben según la Constitución y las leyes secundarias, prefieren hundir a la Patria en las ciénagas de la corrupción para que la docena de mareros de cuello blanco que conviven con nosotros aumenten sus caudales apropiándose por las buenas o por las malas de todo lo valioso que existe en nuestro territorio.

Esto es Honduras después de 186 años de vida republicana; de democracia de mentiras, de interminables discursos azules y rojos.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home