20 octubre 2005

Solamente de él depende

¿Golpe de estado? ¿Suspensión de garantías? ¿Toque de queda? ¿Militarismo en ciernes? Veamos. ¿Conferencia de Prensa de Pompeyo? ¡No sean tan mal pensados!, se trata solamente de un cambio en la dirigencia del Partido Nacional. Mí Partido. Solo eso faltaba. Hay que aprovechar la confusión. La contundencia de los hechos lo exige. Yo pensaría que si la actual dirigencia pierde estas elecciones por los resultados bochornosos que se comentan y que solamente alcanzo a leer en los periódicos, tendremos que cambiar la actual dirigencia y a los que la rodean. Se acabo la tolerancia.
La cabeza de este Desgobierno con mayúscula, sigue en el exterior. Hace muchos años sucedió algo muy particular, Juan Manuel Gálvez tuvo que ceder el Mandato en Julio Lozano si no me equivoco, ya que por enfermedad y otros hechos que recuerdo, no pudo o no quiso continuar en el poder. De entonces, acá, se derivaron una serie de hechos, bochornosos que conocemos, para algunos malos y buenos para otros, y aunque a través de otras instituciones que de momento no quiero mencionar, el Partido Nacional continuó a la cabeza de los destinos de nuestro País. Ahora el problema es el mal gobierno y la viajadera.
A pesar de que existen buenos ciudadanos jóvenes dentro del Partido Nacional estos, no han podido por que no han querido, sacudirse las sanguijuelas, garrapatas, chinches picudas, alacranes que se han apoderado durante este periodo de la dirigencia del Partido. ¿Será esto un símbolo de conformismo ó de apatía del hondureño? Desde luego existen ciudadanos viejos que quisiéramos, pero tampoco hemos podido participar en la planeación política de nuestro Partido. “Tenemos que aprender que el camino a una mejor Honduras tiene que hacerse militando en un Partido y sus mejores hombres y mujeres, serán los que lleguen al poder”. Ahora bien, cuando se llega al poder y no se cumplen los compromisos de campaña, que aunque se dicen muy bonitos en durante esta, entonces pasa lo que nos esta sucediendo ahorita. ¡Desconcierto!.
Al pueblo no se le engaña. Careciendo o ignorando del alcance institucional de las autoridades al más alto nivel, seguramente el nuevo gobierno que llegue, será un “fracaso seguro”. Los nacionalistas ya sabemos quienes serán los futuros dueños del Partido Nacional gane quien gane, sabemos lo que dirán si pierden. ¿Significa que Honduras será entonces un “estado de excepción”?. No todavía no. “La dimensión de la contingencia ciertamente avalará la medida adoptada”. Sin embargo a nivel país- aun subiendo la contingencia –todavía no se demanda tal rigor.
Muy lamentable y debido a la asfixiante realidad en que por la incapacidad oficial para la solución de problemas clave, la sociedad se ve forzada a vivir en pesadilla constante y no pueden contemplarse soluciones en futuro cercano. No es tapando hoyos, barriendo calles, poniendo techos que se van a resolver los problemas, eso es maquillaje. Necesitamos más gente pensante no penitentes.
¿Hay esperanzas? ¿Quedará tiempo? Desde luego. Lo único imposible, lo inadmisible es la renuncia a la lucha. Ya se entró en la recta final, los reflectores están enfocados para el triunfador. “Hay que decidirse a crear bases sólidas dentro de cualquier partido”. En esencia la misma infraestructura burocrática que hoy apoya al dizque llamado “Gobierno de la Gente” ó al mismo de la “0” tolerancia, será casi la misma que sirva durante el siguiente Mandato. No tenemos de otra.
El Ejercito nacional, La Fuerza Aérea, Servicios de inteligencia, Ministerio Publico, Policías preventivos, Agentes de migración, Policía fiscal, etc., todos son la base de lo que hoy –bien ó mal –dizque trabaja. Esta realidad por si sola agrava toda “pasividad negociadora”, que hoy demuestra el que el mando ejerce. Una gran irresponsabilidad del Desgobierno fue no preparar el futuro. Por eso perdió el mando. Los libros blancos de la historia que su adiós registrarán pueden, deben esperar. Faltaran páginas por escribir. Su paso en la historia de Honduras esta asegurado. ¿Cómo se le recordará? “Solamente de el Dependía”.
Pero, si gana el Partido Nacional, su proceder en Honduras lo salvará. Ese era el gobierno que nos merecíamos. Aunque, Yo seguiría pensando, el cambio de dirección es lo bueno para el Partido Nacional.

Roberto Vallecillo Schaub
rvallecillo@intercable.net

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home