20 septiembre 2006

Caída del imperio de la corrupción. Gracias señor Charles Ford

La historia de Honduras va a guardar en sus anales el 19 de septiembre como la pescozada internacional mas importante en contra del monstruo de la corrupción que durante los últimos cincuenta años se adueñó de Honduras y hasta de la ultima aguja en el pajar.


La caída de Rafael Leonardo Callejas, en directo y a todo color, nos resulta mas importante que cualquier otro evento que pase sobre el planeta tierra.

En el caso particular de Callejas, la Embajada de los Estados Unidos fue clara.

Le fue suspendida la visa por corrupción institucional y según la ley de inmigración de los Estados Unidos no aceptamos corruptos.

Detrás de esta información directa, de frente, valiente y que yo agradezco profundamente tanto al gobierno de George Bush como a la embajada de Estados Unidos en Honduras, todo el sistema corrupto en Honduras viene de recibir un bombazo directo en el mismo corazón de la organización bipartidista que durante el ultimo medio siglo han convertido a Honduras en un botín seguro de enriquecimiento ilícito.

Detrás de esta valiente actitud el Gobierno yanqui le esta mostrando a la Corte Suprema de Justicia que ellos son parte principal en el juego corrupto de Honduras, que los jueces al estilo Mildra Castillo, que obedecen ordenes superiores, también quedan fuera del campo de acción en la nueva confrontación de la política interna de transparencia.

Es tan particular este acto noble del gobierno yanqui, que el menor corrupto con visa lo pensara dos veces antes de tomar un avión con destino a los Estados Unidos.

El Estado Hondureño esta obligado a partir de este momento a confrontar su verdad. El Congreso Nacional, que es la madre de todas las corrupciones tiene la obligación patriótica de declarar a las autoridades de la Corte Suprema de Justicia fuera de orden constitucional por haber permitido que el Sr. Rafael Leonardo Callejas disfrutara de todos los beneficios de la corrupción con la jamás presentación de un juicio.

El tiburón mayor cayó frente a las puertas del imperio. Nosotros desde hace mucho tiempo le pedimos una acción de este tipo a la embajada de EE.UU. para ayudar a nuestra desgraciada Patria a la recuperación de su honor y de su prosperidad.

Los intelectuales que eficientemente defendieron a Rafael Leonardo Callejas y a todos los corruptos expresidentes, tanto liberales como cachurecos, hoy deben estar con la cola entre las canillas. El mundo cambio en un segundo.

El siguiente paso de la Embajada de los Estados Unidos de América en Honduras será descubrir a la opinión publica la lista de todos los individuos indeseables en tierra yanqui por actos de corrupción.

De una cosa estamos seguros, Rafael Leonardo Callejas no recibirá ningún abrazo de solidaridad como Aníbal Delgado Fiallos lo recibió porque la evidencia es incriminatoria. En el caso de nuestro héroe Aníbal la embajada se tomo la diplomática educación de invitar a nuestro amigo hasta el consulado para informarle que lamentablemente por razones de seguridad y bajo los chismes de los lacayos Hondureños su visa había sido revocada.

En el caso único y humillante ocurrido en el aeropuerto de Miami, el poderoso señor de los Anillos don Rafael Leonardo Callejas recibió el honroso titulo de CORRUPTO.

La banca de Honduras esta de duelo, uno de sus socios cayó.

El partido nacional esta de duelo, su principal socio cayó.

Los fiscales de Honduras, Ovidio y Bautista están de duelo, su mejor cliente cayó.

Los atracadores del deporte están de luto, su mejor maestro cayó.

Esta mañana el pánico cubre la máquina corrupta Hondureña.

Gracias Señor Embajador Charles Ford.

Con el corazón y nuestro cariño profundo por el pueblo Americano, jamás olvidaremos este gesto que viene a darnos una independencia para buscar los derroteros de la democracia.

Emilio Dionisio Guerrero

"Mecate"

20/09/2006

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home