29 julio 2006

La ENEE y su calvario eterno

Antonio Martín


-- Para publicar el viernes 28 de julio un poco modificado --

Por fin, la ENEE deja a oscuras a peces gordos del país. Leo Starkman, gerente de la empresa, dijo que por robos de energía se pierden a nivel nacional 2,800 millones al año, que equivale a un 30% de la facturación. Unas 40 cuadrillas están cortando la energía en las grandes ciudades. El 70% de estos robos se da en el Valle de Sula. Una comisión realiza una auditoria a SEMEH para que publique la lista de los roba energía (LT, 17.06.06).


Según El Libertador de mayo 2006, las deudas del gobierno y de muchos empresarios provocan la quiebra de la ENEE a quien le adeudan 3,500 millones. De la Región Nor-Occidental deben 384 empresarios. De la Región Litoral Atlántico 41. De la Región Centro Sur 107. Del sector Gobierno 14 ministerios. De los entes autónomos 24. De las Municipalidades 36.


Para intentar solucionar estos explosivos e injustos problemas, el Gobierno ha nombrado una Comisión Interventora --compuesta por 6 personas con amplias facultades-- para hacer una auditoria en la ENEE de los últimos 10 años.Veremos qué logran hacer y si sólo son reuniones infructuosas como la mayoría de las “Comisiones” que tenemos o hemos tenido, algunas de las cuales son sordas, mudas, ciegas, inútiles y tuncas (LT, 4.07.06).


Hasta el 1.07.06, la ENEE consume un 64.51% de energía térmica; un 29.51% de energía hidráulica y un 5.98% de energía renovable. Los hondureños consumimos 1000 MW y se podría disponer hasta de 1,100 MW. Se están proyectando para el futuro los proyectos de El Cangrejal, El Tablón, Patuca I, II y III. La ENEE no está tomando en cuenta El Tigre. Es mejor explotar nuestros proyectos, ya que eso nos da más autonomía y democracia.


Honduras posee la inmensa riqueza de 57 ríos y quebradas para hacer hidroeléctricas que le generen energía barata. Taiwan estaría dispuesta a hacer por concesión estos proyectos utilizándolos por 30 años y entregándolos después al Estado de Honduras. El Cajón tiene el 1.07.06 unos 254.65 metros sobre el nivel del mar, es decir, 4 metros más de lo programado. Con esto se ahorran $ unos 10 millones, siempre que no lo vacíen. Ahora están revisando 1 turbina durante 2 meses. Después se revisará otra más.


Sobre el ajuste del combustible a los consumidores, la ENEE no cobra el 100%, sino sólo el 53%, el 47% restante la empresa lo absorbe y de esa manera se va se descapitalizando más. Si el Estado diera ese 47%, la empresa empezaría a recuperarse, pero esto no lo hace para no perder el caudal político en las elecciones y para evitar revueltas. Pareciera que el mismo Gobierno provoca la quiebra de la ENEE para obligar a privatizarla y se queden con ella los amigotes de la empresa, si el sindicato y gremios populares se tornan pasivos o vendidos.


La Gaceta # 27,511 del 26.11.94 emitió la “Ley Constitutiva de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica” por la que se establece en el artículo 69 y 74 que toda empresa que construya centrales hidroeléctricas en aguas nacionales pasarán como propiedad del Estado después de 30 años.

Con todo, algunas personas interesadas quieren derogar estos artículos para que estas construcciones queden siempre como propiedad de entidades particulares. Todo dependerá de si los sindicatos y gremios populares permiten ahorcar al pueblo, como pasa con las empresas actuales ya privatizadas y que todos conocemos para desgracia de los pobres.


Resulta extremadamente raro y sospechoso que --pagando la clase media y baja las facturas de la ENEE con toda puntualidad para que no le corten la luz-- esté tan quebrada esta empresa y sean tantos empresarios y personas de “cuello blanco” los que le deben tantos millones.

Este monstruoso fenómeno provoca a los maestros y demás gremios al regatearle sus sueldos y al no cobrar las deudas a personas intocables e impunes.


El BM, el FMI y demás organismos internacionales deben exigir al gobierno cobrar a todos por igual, aumentar las recaudaciones fiscales y el control de las aduanas, evitar todas las condonaciones, confiscar los bienes mal adquiridos, eliminar sobresueldazos de consultores internos y externos, desterrar el nepotismo encubierto o descarado, chequear las ONG´s para que cumplan su objetivo y no sean minibancos familiares exentos de impuestos.


Si el BM, el FMI y similares no hacen eso con urgencia, Honduras nunca se compondrá y seremos una fábrica de pobres, porque el nuevo nombre de la justicia es la paz. Salvemos a Honduras y no permitamos que nadie la maneje como haciendo privada.

(amartin55@hotmail.com).

Blogged with Flock

1 Comments:

At 30 julio, 2006 20:53, Anonymous Anónimo said...

Una discusión muy acertada. Sin embargo, ya un gerente anterior de la ENEE trató de tomar la misma acción y tuvo que renunciar (en Abril 2006). Si no hubo apoyo de los niveles superiores en aquella ocasión, lo mismo puede pasar ahora.

Por otro lado, no son organismos externos como el BM o el FMI que deben decirle a los hondureños lo que deben hacer en situaciones que son tan elementales para evidenciar el nivel de corrupcion que existe en el país. Es necesario que los hondureños mismos tomemos acciones para tratar de controlar ese cancer que nos tiene sumidos en el subdesarrollo. Exijámosle al gobierno que tome la decisión y emprenda acciones correctivas necesarias, y luego pidamosle a los organismos internacionales su ayuda y apoyo.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home