25 marzo 2007

El Estado Hondureño es un caos institucional

Durante casi una década, en el Foro Hibueras hemos investigado la cara y la cruz de los graves problemas que rodean la desgracia hondureña. Muchas veces nuestras participaciones se han visto opacadas por pasiones inferiores de seudo ideologías tanto de izquierdas mercantiles, como de derechas monopolísticas.

Los hemos estudiado desde diferentes parámetros: sociológicos, políticos, económicos, educativos, legislativos, antropológicos; en fin, hemos metido el dedo allí donde la virginidad de la Patria nos lo permite y nos encontramos que la Patria fue desvirgada violentamente desde su infancia por dos criminales pedófilos que continúan su ruta asesina abusando, humillando, manipulando, sodomizando, cada día y cada segundo la anatomía de una mujer llamada Patria, que ya en periodo adolescente con 185 años de existencia muestra tendencias de prostitución, de sífilis, de desnutrición crónica y de graves problemas circulatorios. Todo ello como secuela de la continua explotación a la que infantilmente fue sometida por los dos proxenetas nacionales, que tienen nombre y color: el Partido liberal y el partido nacional, y como órgano armado de intimidación alternativa: las fuerzas armadas de Honduras. Entre los tres obligaron a Honduras a entregar sus intimidades infantiles a los pedófilos internacionales que desde remotas noches se encargaron de llegar a la tierra de Morazán para arrasar con todo lo que en el extranjero vale oro.


Este día nos encontramos con una "nación" donde los papagayos atorrantes continúan siendo figuras culminantes en el abuso constante contra la republica, producto dirán del subdesarrollo. Los gallitos ejercitan sus analfabetas conductas constitucionales y es así como nos encontramos que los enemigos de la democracia y la libertad siguen atando los brazos y las piernas de nuestra Patria para que siga siendo abusada cuantas veces sea necesario ... como bien dijo aquel apóstol del Congreso Nacional en el momento histórico de avalar la ley de seguridad nacional donde se le entrego todo el poder al ejército para asesinar hondureños sin ninguna responsabilidad jurídica.

Hoy por hoy los individuos son más importantes que las instituciones, la administración publica vale basura. Los diferentes organismos nacionales no cuentan, sino que cada inquilino se encarga de repartir su autoridad como le indica la autocracia que se ha impuesto en este mediocre periodo histórico.

De allí que el ...

...Presidente del Congreso trata de "legalizar" su abuso en contra de la institución, que es uno de los Poderes del Estado, para perpetuarse no como legislador sino como Presidente de la Republica y así convertirse en el propietario del burdel feudal que que se desangra cada día .

...Un señor Chimirrri por su propia determinación imita al Mío Cid y se embarca en expropiaciones que están fuera de su competencia y abandona sus labores para, con manchas bravas aleccionadas, tratar de mostrar como se usa la "Ley" a su manera e interpretación. ¿Pero de que podemos acusar a este segundo e incoloro ciudadano de mala calidad si su jefe supremo anda corriendo con tijeras y micrófonos por dos semanas haciendo cortes eléctricos a quien esta aún en los espacios de requerimientos de pagos?. Y según los todólogos asesores que rodean al "gallito mejor" allí esta la solución para tener una empresa nacional rentable y próspera que alumbre todos los rincones de la fisonomía de nuestra abusada y mendiga republica. !La tercera! decía aquel viejito que se le acabo la ambición.

El ex Ministro de Salud, los fiscales, el procurador, el director de aeronáutica, la presidenta del partido, la directora del Infop, el ladrón Valenzuela, el atracador Starkman y todos esos delincuentes peligrosos que se apoderaron de las instituciones, las despersonalizaron y de inmediato le pusieron nombre y apellido. De esa forma intimidan a los conocedores funcionarios de como manejar las cosas del Estado.

No hay duda que estamos viviendo un periodo de estadio inferior donde el culto a la personalidad y el abuso del poder contradicen abiertamente los enunciados ideológicos de los que se llaman gobernantes.

El Estado Hondureño es un caos institucional con el propósito especifico de seguir enriqueciendo a los proxenetas que sin menor escrúpulo violentan y explotan las carnes de cada uno de los siete millones de atrasados esclavos del feudo hondureño.

Que viva la utopía estúpida de la Republica.


Emilio Guerrero
"mecate"

Etiquetas: , ,

1 Comments:

At 28 marzo, 2007 01:03, Anonymous Anónimo said...

senores nos quitamos el sombrero, excelente trabajo.
mas claro no se puede.
sigan con su labor,no tenemos porque quedarnos callados.

catrachos preocupados@yahoo.com

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home